Teba

Cristóbal Guerrero Romero

Cristóbal Guerrero Romero

Juan Cristóbal Espinosa Romero nos ha aportado su testimonio sobre los hechos ocurridos en Teba (Málaga) a partir de 1936, y sobre lo que se conoce localmente como ‘la noche de los 80’: era la noche del 23 al 24 de febrero de 1937, cuando fusilaron a 80 hombres y dos mujeres. Cristóbal Guerrero Romero, el tío de Juan, era una de las víctimas.

Cristóbal tenía 20 años y era jornalero del campo y, oficialmente, no consta su afiliación política. Según lo que cuentan los vecinos de Teba, Cristóbal tenía amistad con la hija de un hombre que se echó a la sierra, Diego el de la Justa, un vecino del pueblo que se había enfrentado a un señorito que quiso arrebatarle unas tierras. Diego le había alquilado unas tierras y éste quiso quitárselas al ver el rendimiento que Diego le sacaba. En una discusión por defender lo que Diego creía producto de su trabajo, el cacique resultó muerto, por lo que Diego sufrió cárcel, siendo liberado en 1936.

Diego se marchó de la población cuando las fuerzas sublevadas entran en Teba el 15 de Septiembre, para internarse en la serranía de Ronda donde formó parte de la Agrupación Guerrillera ‘Fermín Galán’, cuyo jefe fue el ex guardia civil anarquista Bernabé López Calle. De ahí que, según testimonios familiares, Cristóbal fuera represaliado por la amistad que mantenía con la hija de Diego, al que les costó dar captura.
También según la familia, mi tío podía haberse afiliado a la UGT, no teniendo de esto más información hasta ahora. Juan se pregunta: “¿Por qué se afiliaban? Porque eran jornaleros y era la única defensa que tenían. Era poder ir al sindicato y preguntar si lo que le había pagado el señorito estaba bien. La inmensa mayoría de los jornaleros de la comarca estaban muertos de hambre. Con el jornal de un día no podían alimentar a su familia, y el jornal no lo tenían todos los días. Hay que ahondar mucho en la cuestión”.

Teba era y es un pueblo eminentemente agrícola, en una de las comarcas más grandes de Málaga de mano de obra jornalera, la cual soportaba muchos años de explotación y humillaciones de los propietarios que controlaban el acceso al trabajo, manteniendo a los trabajadores en la más absoluta miseria para favorecer sus propios intereses.

Coincidiendo con la toma de Málaga por parte de los fascistas, se empiezan a emitir partes en los que aseguraban que no habría represión para todos aquellos que no hubieran cometido delitos de sangre. El anuncio sirvió para que muchos de los tebeños que habían huido regresaran al pueblo, después de intentar una huida desesperada hacia Almería. Todo resultó ser una trampa en la que cayeron cientos de personas que con posterioridad serían masacradas.

Cristóbal estuvo preso en una de las casas habilitadas como cárceles, hasta que un día le dijeron  a su hermana (la madre de Juan, que nos aporta el testimonio) que se marchara ya que su hermano ya no estaba allí. Esta era la forma más usual de decirle a la familia lo sucedido con su familiar sin dar más explicaciones,  constando una partida de registro de su defunción en el año 1943, pero con fecha del fallecimiento del 24 de febrero de 1937, sin motivo ni causa justificada y por orden judicial.

Esta fecha coincide con los sucesos de la madrugada del 23 al 24 de febrero de 1937 llamada desde entonces como ‘la noche de los 80’: una masacre que comenzó a las 00:00 con la primera saca y así cada hora hasta las 06:00 horas de la mañana, aunque no terminaría la masacre hasta bien entrados los meses siguientes. Se alcanzó la cifra de 151 asesinatos, que fueron encontrados en la fosa común.

La fosa fue exhumada en 2012, entre los meses de febrero y junio, siendo los restos de los 151 asesinados custodiados en un almacén municipal hasta su inhumación. En el año 2014 pudieron darles un entierro digno en un panteón con una lápida de recuerdo con sus nombres, situado al lado de lo que fue la fosa y ahora es un monumento a ellos que señala dónde se encontraban los restos de cada uno.

A día de hoy, los restos de los familiares no han sido identificados oficialmente, aunque sí se aportaron por parte de las familias las muestras de ADN para su posible identificación.

Aquí tenemos más información sobre la recuperación de la memoria en Teba.

Theme by Anders Norén